Chubut: minería y corrupción

No hay comentarios

Corrupción y minería van de la mano. No se trata de «sacar adelante» a Chubut, sino de enriquecerse a costa del bienestar social y del ecosistema.

El 15 de diciembre se dio a conocer un audio de WhatsApp de la diputada Leila Lloyd Jones en el que acusaba a otros legisladores de «recibir 10 millones de pesos» para que se aprobara el proyecto de zonificación minera. Sumado a esto, también se filtró un video en el que Sebastián López, diputado de Juntos por el Cambio, ofrecía hacer lobby a favor de la minería a cambio de dinero. «Para pensar en un futuro y yo tener un compromiso con ustedes el día de mañana, obviamente, esto es un equipo y cuestiones que me permitan llegar… Yo estoy hablando arriba de 100 lucas», dice el diputado en la cámara oculta. Además de «rosca política», el legislador ofrecía «contactos políticos» a cambio de protección mediática y apoyo en campañas.

En la tercera imagen se puede ver la cámara oculta al diputado Sebastián López.

Estas pruebas irrefutables —a pesar del intento del bloque de Juntos por el Cambio de restarle importancia al decir que el video era anterior a la designación de López como diputado— pintan una realidad muy clara ante los ojos de le ciudadane común: los diputados son comprados o coimeados para torcer su voluntad y votar a favor del sector minero. Corrupción y minería van de la mano y tanto la cámara oculta como los audios filtrados dan cuenta de las mentiras en torno a los beneficios de esta práctica. No se trata de «sacar adelante» a Chubut, sino de enriquecerse a costa del bienestar social y del ecosistema.

«El gobierno nos ha endeudado y ahora propone que nos abracemos al ancla de la minería. Pero la población está informada y ve lo que pasa en provincias donde se desarrolló la actividad».

Pablo Lada, integrante de la Unión de Asambleas de Comunidades de Chubut.

Luego de que esta evidencia saliera a la luz, el gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, brindó una conferencia de prensa en la que ratificó su decisión de continuar impulsando la zonificación minera. «Por uno, dos o tres irresponsables o lo que coño sea, yo no voy a retirar ningún proyecto, no voy a hipotecar el futuro de los chubutenses», manifestó. Arcioni, quien ganó las elecciones con una fuerte campaña antiminera —claramente falsa—, argumenta que es necesario generar dólares y que esta práctica nociva es la vía para ello.

Quizás te interese leer: «Chubut en alerta permanente por la megaminería», por Tatiana Fernández Santos

Sin embargo, basta con mirar los ejemplos que brindan otras provincias del país para entender que riqueza y minería no van de la mano: en Catamarca, que tuvo el yacimiento más grande del país, el 67% de la población recibió el IFE y los índices de pobreza están entre los más altos de Argentina. Estos son datos que la población de Chubut tiene muy en cuenta. La propuesta de Arcioni, entonces, peca de subestimar al pueblo o de sobreestimar esta práctica.

«Tenemos la obligación, quienes tenemos la decisión política de llevar adelante este proyecto, de dar la discusión sin eufemismos, sin ideologías, dejando de lado las posiciones dogmáticas y de escuchar esas miles de voces que están en silencio. A mí no me van a callar los ruidosos».

Mariano Arcioni, gobernador de Chubut.

Además de las masivas movilizaciones, distintos sectores se han posicionado en contra de la mina. En una carta firmada por representantes de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, la UTN, el Conicet y el INTA, dirigida al presidente de la legislatura, se indicó que «no están dadas las condiciones para la aprobación de esta ley» y que «los avances en las distintas disciplinas científicas y tecnológicas indican de manera categórica que no hay procesos que logren el desarrollo sustentable si no están dadas las condiciones de participación para una construcción colectiva».

Quizás te interese leer: «Una lucha permanente en contra de la megaminería», por Tatiana Fernández Santos

El proyecto minero del gobernador Mariano Arcioni ya venía creando un malestar generalizado entre les habitantes de Chubut. Este nunca contó con licencia social para su aprobación y, sin embargo, Arcioni continuó apostando por el proyecto, recurriendo a la demonización de los grupos antimineros y a la persecución de les participantes de las diversas manifestaciones pacíficas. Los intentos del gobernador resultaron infructuosos y el pueblo chubutense continúa haciéndole frente a la corrupción y a esa ley que habilitaría la minería por lixiviación de cianuro en sus tierras.


Fuentes: 

Imagen de portada: Silvia Elías


¿Te gustó la nota?

Invitame un café en cafecito.app

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s