#Reseña Nomadland: abandonar lo tradicional para seguir un rumbo desconocido

Un comentario

Nomadland, la reciente ganadora del premio Oscar a mejor película, es una oda al inconformismo y a las almas errantes. Es un film contemplativo y silencioso que refleja cómo el estilo de vida de nuestros antepasados nómadas se ha extrapolado a la modernidad y cómo hoy en día existen personas que eligen vivir en constante cambio e incertidumbre.

Este largometraje fue dirigido por Chloe Zhao, la primera mujer asiática -y la segunda mujer en la historia- en ganar el Oscar a mejor dirección. Sigue la historia de Fern (Frances McDormand), una mujer viuda que, desde que quebró la fábrica en donde ella y su difunto marido trabajaban, vive en su camioneta. A lo largo de la película, Fern conoce a diversas personas «del camino», trabaja por temporadas y lucha por encontrar su lugar en esta etapa de su vida: busca descubrirse nuevamente luego de haber dejado atrás todo lo que conocía. 

La cinta cuenta con varias fortalezas que la diferencian de otras películas del estilo «naturistas» o de «persona que vuelve al contacto con la naturaleza y sus raíces». El factor principal de diferenciación es que la protagonista es mujer, no solo su género hace que la película muestre un punto de vista diferente, sino que se trata de una mujer cerca de la edad jubilatoria.

Cabe mencionar la espectacular actuación de Frances McDormand, es su enorme presencia la que traspasa la pantalla y conmueve a le espectadore y, al parecer, también a la academia, ya que premiaron a McDormand con su tercer galardón. Estos factores hacen que el film esté lejos de ser el cliché eterno de «les jóvenes que viajan para encontrarse» porque vira el punto de vista a personas que ya vivieron gran parte de su vida y por algún motivo no pudieron seguir comulgando con un modo de vida tradicional y se decantaron por vivir «en la ruta». Es interesante verlo, ya que va en contra de todos los estereotipos hollywoodenses del «explorador», por lo que presenta algo totalmente innovador

Frances McDormand como Fern.

Además, otro factor a destacar es la manera en la que la película muestra los vínculos forjados en el camino. De tan solo leer la premisa, cualquiera podría pensar que el film exploraría solamente la soledad de este modo de vida. Y, si bien este es un aspecto analizado y expuesto, la cinta muestra, en escenas de ternura infinita, la importancia de las relaciones humanas y la solidaridad entre pares. Es esta paradoja de la vida en soledad pero en compañía que eleva y le da una nueva dimensión a las temáticas expuestas en la pantalla.   

A pesar de todas sus virtudes, cabe resaltar que no es una película para todas las audiencias. El tono contemplativo, silencioso, tranquilo y nostálgico hace que la película sea un poco lenta y al seguir a una única protagonista en su camino de ruta también hace que sea un tanto repetitiva y circular.

De todos modos, es innegable el mérito de la película: las actuaciones, los diálogos, la fotografía y la música son todos aspectos realizados de manera impecable. La original mirada que propone el film al mostrar la búsqueda constante de felicidad y satisfacción personal, aún cuando parece inalcanzable, es admirable.


¿Te gustó la nota?

Invitame un café en cafecito.app

Singular: 1 comentario en “#Reseña Nomadland: abandonar lo tradicional para seguir un rumbo desconocido”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s