Eva Cabrera: la primera presidenta de la ARGRA

No hay comentarios

El pasado martes 1 de junio, Eva Cabrera asumió la dirección de la ARGRA que defiende los derechos y obligaciones de les fotoperiodistas. Esto la convierte en la primera mujer en ocupar el mayor cargo de la Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina. 

La contactamos desde Escritura Feminista para comprender la importancia del fotoperiodismo, saber más sobre la ARGRA y lo significativo de que ella esté a la cabeza de esta organización.

¿Qué es la ARGRA?

El fotoperiodismo es una profesión importantísima en el mundo de la comunicación. Comunicar con palabras e imágenes es una realidad que se pone en ejercicio desde el 1800 y que cada vez influye más en nuestras vidas. 

La Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina (ARGRA) es una organización que pretende representar y amparar a todes les reporteres gráfiques de Argentina. Desde que fue fundada en 1942, las direcciones fueron encabezadas por hombres, hasta el lunes pasado su presidente era Eduardo Daniel Vides. Actualmente está presidida por Eva Cabrera, una mujer con una vasta carrera y una mirada política muy enriquecedora para el oficio

La asociación tiene como objetivo «ejercer la representación y defensa de los intereses éticos, materiales y profesionales de sus asociados y contribuir a su formación y perfeccionamiento profesional», según su estatuto. Fue fundada en un contexto histórico en que el trabajo del fotógrafo no era reconocido y menos el del reportero gráfico que no recibía ningún tipo de crédito dentro de las redacciones periodísticas. Hoy en día el trabajo de le reportere gráfique es considerado de suma importancia y durante la pandemia fue reconocido como trabajo esencial.

Es un acontecimiento histórico que Eva Cabrera esté presidiendo la ARGRA ya que, de «700 y 800 asociados, las mujeres y otras identidades representamos entre el 12 y el 13 por ciento». Mucho tiene para aportar Eva y nos cuenta mejor con la entrevista que le hicimos.

ESCRITURA FEMINISTA: ¿Hace cuánto trabajás en el oficio del fotoperiodismo?

Eva Cabrera: Concretamente hace 28 años. Soy autodidacta y a ser reportera gráfica lo aprendí en la práctica. Primero en una radio que abrió un diario y necesitaban une periodiste gráfique. Más tarde trabajé en Diagonales primero como reportera y después como fotógrafa. También trabajé con una concejal de La Plata y di talleres de fotografía. Estuve 14 años en el Diario Hoy y desde 2017 trabajo con Télam, entré por una suplencia y al final me quedé oficialmente. 

E.F.: ¿Qué sentís siendo la primera mujer en presidir la ARGRA?

E.C.: Primero que nada orgullosa. Sin embargo, es un orgullo colectivo de años trabajando y luchando colectivamente por las mujeres, lesbianas, bisexuales, trans y no binaries que conforman nuestra asociación. No es la primera vez que una mujer forma parte de la Comisión Directiva de la ARGRA, anteriormente yo estuve en la secretaría, después fui vicepresidenta y ahora presidenta. Junto conmigo en la dirección, actualmente hay otras seis mujeres que la conformamos, electas por les compañeres.  

Fueron años abriéndonos camino. El primer paso fue crear una Comisión de Género en la Asociación en la que pudiéramos pensar sobre nuestras prácticas del fotoperiodismo, cómo vivíamos trabajar en las distintas locaciones a las que teníamos que ir. Decidimos hacer un encuesta dirigida a las mujeres, lesbianas, bisexuales, trans y no binaries que conforma la asociación y si bien no coincidíamos en nuestras identidades, en lo que sí coincidimos era en las discriminaciones y violencias de género que sufríamos y sufrimos. 

Decidimos comenzar a nombrarnos dentro de la organización. En un acto al que asistimos, el 34º Encuentro Plurinacional, modificamos nuestra bandera pintándole una x en la palabra «reporteros». De esa manera nombramos lo que no. Lo que no se nombra lo que no existe y lo que no existe no tiene derechos.

E.F.: ¿Qué luchas atraviesan actualmente a la asociación?

E.C.: Actualmente es muy difícil responder a esta pregunta concretamente. La pandemia condiciona nuestras decisiones al día a día. 

De todas maneras, el año pasado la pandemia nos abrió muchas posibilidades como hacer la muestra anual de manera virtual lo cual permitió que gente de todo el país y compañeres de otras provincias pudieran verla al mismo tiempo que quienes residimos en Buenos Aires. 

Lo mismo pasó con los cursos de capacitación. Tuvimos alumnos de todas las provincias y también extranjeros. Pudimos dictar una capacitación de género para toda la asociación lo cual es excelente. 

Puntualmente, los objetivos de nuestra dirección es poder generar herramientas para la violencia de género que viven les compañeres en las calles, seguir dictando capacitaciones de género y hacer la muestra anual del 2021. Creo que de la mejor manera que puedo resumir nuestros objetivos es diciendo que deseamos avanzar en la construcción de una política de género transversal y colectiva para nuestra asociación.

E.F.: Durante la pandemia, ¿de qué manera te parece que el fotoperiodismo se desarrolló? ¿Qué rol jugó la ARGRA? 

E.C.: Cuando les fotoperiodistas fuimos nombrades trabajadores esenciales tuvimos que aprender a cómo manejarnos. Desde la asociación habilitamos una guía de cómo actuar con el distanciamiento, la higienización de los equipos y la ropa y demás. Me parece que como periodistas gráfiques todes nos desenvolvemos con mucho respeto a la hora de ejercer nuestro oficio durante la pandemia. Personalmente me tocó cubrir un hospital de campaña y para tomar una foto no fue necesario enfocar a alguien que estuviera atravesando la enfermedad considero que esto fue tener respeto y es una actitud que veo que todes mis compañeres adoptaron.

E.F.: Leímos que considerás que toda fotografía está atravesada por una decisión política, ¿cómo podrías ampliar esta frase?

E.C.: Con esta frase me refiero a que con las fotos que tomamos decimos lo que pensamos. Nosotres decidimos qué entra en el rectángulo de la foto, qué fotografía tomamos y cómo. No nos escindimos de quiénes somos a la hora de sacar fotos y somos creadores de sentido con nuestras decisiones políticas cuando fotografiamos. 

La comunicación debe ser responsable

Reconocer la responsabilidad que tenemos como comunicadores es elemental en todo momento del desarrollo de nuestra profesión. Saber que cuando estamos publicando algo estamos tomando decisiones políticas es importantísimo. Las imágenes y fotografías tiene un papel protagonista en nuestras nuevas maneras de relacionarnos y que a la cabeza de una asociación tan fundamental como la ARGRA esté una mujer que asume estas responsabilidades políticas es muy esperanzador. 


¿Te gustó la nota?

Invitame un café en cafecito.app

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s