El lobby de las marcas contra la ley de etiquetado frontal

No hay comentarios

Nestlé confirmó que el 60% de sus productos no son saludables, según un documento interno de la empresa que filtró el medio Financial Times. El análisis enviado a los directivos de Nestlé a principio de año y que se dio a conocer la semana pasada incluye en el estudio a la mitad de los productos de la marca. ¿Qué dirían este tipo de informes del resto de las empresas alimenticias que hacen lobby en contra del etiquetado frontal?

Esta noticia se dio a conocer en medio de un debate que lleva meses en Argentina, por el cual les consumidores exigimos que el leak de Nestlé se refleje en las góndolas: para saber qué compramos, qué consumimos y para que las empresas trabajen en la mejora de la composición nutricional de los productos que ofrecen. Sin querer, la información que industrias alimenticias no quieren convertir en ley se filtró: la mayoría de los alimentos al alcance de nuestras manos en los supermercados no son saludables.

Si bien el informe filtrado corresponde a la empresa Nestlé y no contempla alimentos para niñes, café, comida para animales o nutrición médica integral, este analiza la mitad de los productos de la empresa suiza y asegura que hay productos que «nunca van a ser saludables, por mucho que se renueven», que el 63% de los alimentos, el 96% de las bebidas y el 99% de los productos de confitería y helados no se pueden definir como beneficiosos para la salud.

«We have made significant improvements to our products . . . [but] our portfolio still underperforms against external definitions of health in a landscape where regulatory pressure and consumer demands are skyrocketing».

«Hemos hecho mejoras importantes en nuestros productos… [pero] nuestra cartera todavía tiene carencias respecto a las definiciones de salud en un panorama donde la presión regulatoria y las demandas de los consumidores no dejan de crecer».

– Informe Nestlé.

Quizás te interese leer: «¿Qué es la Soberanía Alimentaria?», por Yamila Figueroa

¿Por qué molesta tanto la ley de etiquetado frontal a las marcas?

En un contexto de competencia de marketing sin escrúpulos por ganar en las ventas, esta ley no solo propone un rótulo octagonal de color negro y blanco que indique si hay un elevado nivel de azúcar, sodio, grasas saturadas o grasas totales, sino que afecta directamente a las campañas publicitarias de las industrias alimenticias.

De acuerdo con Unicef Argentinacasi el 70% de les menores de 9 años solicita que le compren productos que ven en publicidades de plataformas digitales. La ley de etiquetado frontal propone que los productos con rotulo negro no tengan menciones de sociedades científicas ni asociaciones civiles que recomienden su consumo y prohíbe la publicidad, promoción y patrocinio de cualquier bebida o alimento que tenga al menos una etiqueta negra y esté dirigida a niñes y adolescentes. Además, los alimentos que incluyan rótulos negros tampoco podrán ser comercializados en las escuelas.

De esta manera, el leak del informe de Nestlé representa una porción pequeña de la información acerca de los alimentos que consumimos, pero además implica algo que muchas industrias no nos quieren mostrar en las góndolas del supermercado: lo que nos venden, lo que consumimos, muchas veces no es saludable, ¿eligiríamos directamente esos productos si hay carteles que nos advierten el exceso de azúcares o grasas trans que contienen? ¿O quizás lo pensaríamos dos veces? ¿Los pedirían con tanta frecuencia les niñes si no aparecieran en las publicidades de los canales de dibujitos o de Youtube?

Mucho lobby. Se nota

El proyecto de Ley de Promoción de la Alimentación Saludable, conocido popularmente como ley de etiquetado frontal de alimentos, cuenta con media sanción en el Senado pero su tratamiento en Diputados aún no tiene fecha y los intentos por frenar o modificar la medida no se detienen: desde su aprobación, se giró a 6 comisiones en Diputados, lo cual representa una maniobra para demorar su tratamiento. Además, miembros del poder legislativo nacional admitieron públicamente que empresas buscan modificar el proyecto de ley y los lobbies de las industrias alimenticias son cada vez más evidentes.

Como en todo tratamiento de ley, distintos expositores participaron para exponer a favor y en contra en Senadores y, si bien las marcas de distintas industrias alimenticias que hacen lobby para frenar o modificar la ley no fueron expositoras directas, sí estuvieron presentes instituciones que las representan, como la Cámara Argentina de la Industria de Bebidas sin alcohol (Cadibsa) -que abarca entre otras empresas a Coca Cola- y el Centro de la Industria Lechera (CIL) -representando a La Serenísima, Nestlé y Milkaut y pidiendo un «tratamiento especial» para los lácteos-. También expusieron desde el Centro Azucarero Argentino (CAA).


Imagen de portada: Vir Saavedra


¿Te gustó la nota?

Invitame un café en cafecito.app

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s