Censura al colectivo LGBTIA+ en Hungría

No hay comentarios

Los derechos de las personas de la comunidad LGBTIA+ en Hungría se ven cada día más en peligro, producto de que Viktor Orbán, su primer ministro ultraconservador, es capaz de desafiar hasta la Unión Europea con su mirada política.

El pasado 10 de junio, el partido de Viktor Orbán presentó varias enmiendas donde se busca prohibir la «promoción» de la homosexualidad o del cambio de sexo entre menores. Esta prohibición se daría en libros, series, películas, publicidades, toda plataforma donde tenga referencia a la homosexualidad, bajo el supuesto paraguas de «proteger los derechos de los niños».

Diferentes asociaciones de defensa de derechos humanos criticaron la promoción de esta ley, temiendo de que si fuera aprobada se cancelarían programas de educación sexual, vitales para el desarrollo de adolescentes. Luego de una semana, la ley fue aprobada por 157 votos a favor y solo uno en contra en el Parlamento húngaro, controlado por mayoría por el partido Fidesz de Viktor Orbán. De esta forma, muchos programas y varias plataformas dejaron de estar autorizados, un caso notorio fueron los anuncios de Coca-Cola, ya que en sus publicidades se solidarizan con la comunidad LGBTIA+.

«La libertad de expresión y los derechos de los niños se verían severamente restringidos al copiar modelos dictatoriales que van en contra de los valores europeos».

-Opinión de diferentes ONGs sobre la aprobación de la ley.

La mirada política de Viktor Orbán

Orbán regresó al poder en 2010 -luego de ser Primer Ministro desde 1998 al 2002- donde el país estaba golpeado críticamente por la crisis económica. Desde ese entonces, siempre ha declarado un pensamiento nacionalista para recomponer al pueblo, una cierta «fe» en el territorio. Al mismo tiempo, ha ido censurando y limitando a la comunidad LGBTIA+ con leyes en su contra.

El pasado diciembre del 2020, el Parlamento húngaro aprobó la «incapacidad definitiva» de que las parejas homosexuales adoptasen niñes e indicó como definición de «sexo» el consignado en el nacimiento.

Detrás de la mirada de Orbán de imponer «derechos cristianos» y «no meterse en la cabeza de los menores», varias entidades de derechos humanos en Hungría y el resto de la Unión Europea ha señalado que por sus políticas describen su gobierno como autoritario o autocrático y la verdadera razón por la que se considera su país el más homófobo entre todos.

La Unión Europea, unida y en contra de Orbán

Úrsula Von der Leyen, la presidenta de la Comisión Europea, aseguró que no descansaría hasta «construir una Unión de igualdad». Desde su mandato, iniciado en 2019, la Comisión ha lanzado planes para proteger el colectivo LGBTIA+ ante el retroceso de libertades por los gobiernos de Varsovia y Budapest. «¡La Comisión debe ahora asumir sus responsabilidades, actuar e iniciar un procedimiento de infracción contra Hungría!», expresó ante la polémica ley.

El diputado francés Pierre Karleskind aseguró que esta ley solo es un paso más de Orbán en su «horrible retórica anti-LGBTIA+». Bruselas, a través de la comisaria de igualdad Helena Dalli, expresó que la orientación sexual no es «ideología» tal como lo plantea el primer ministro húngaro y que ir en contra de este principio contraviene el Artículo 2 del Tratado de la Unión Europea en donde:

«La Unión se fundamenta en los valores de respeto de la dignidad humana, libertad, democracia, igualdad, Estado de Derecho y respeto de los derechos humanos, incluidos los derechos de las personas pertenecientes a minorías».

– Artículo 2 del Tratado de la Unión Europea.

Recientemente, durante la Eurocopa, la UEFA rechazó la propuesta del alcalde de Múnich, Dieter Reiter, de iluminar el Allianz Arena con los colores de la bandera LGBTIA+ durante el partido entre Alemania y Hungría, ya que lo consideraron un «mensaje político». Como respuesta, el alcalde alemán iluminó varios edificios como respeto a la dignidad humana y el rechazo de toda forma de discriminación. En tanto, lo más memorable fue que Manuel Neuer, el arquero alemán, se presentó al partido con una cinta de capitán con los colores de la bandera LGBTIA+ y, no solo eso, un aficionado ingresó al campo de juego durante el himno de Hungría, con la bandera de arcoíris en sus manos.

El rechazo por la igualdad y respeto de derechos humanos en Hungría es inaceptable, lo cual la Unión Europea rechaza completamente, solo es cuestión de tiempo ver cómo su repudio influenciará en Hungría y si habrá consecuencias de los dichos de Orbán en su futuro.


Fuentes:


¿Te gustó la nota?

Invitame un café en cafecito.app

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s