¿Para cuándo la mejora en las licencias familiares?

Un comentario

Artículo escrito en colaboración por Lorena Fernández Bravo y Juana Lo Duca

La necesidad de repartir equitativamente las tareas de cuidado no es una charla nueva dentro del feminismo. ¿Sabías que, por el Día del Padre, en Argentina se inició una campaña para ampliar la normativa vigente en la actualidad? En esta línea, ¿cuál es la situación de las familias LGTBIQ+?

Actualmente, la ley de contrato de trabajo (Ley 20.744), vigente desde 1976, establece solo dos días para que los padres empleados en el sector privado se tomen licencia cuando llegan sus hijes al mundo, mientras que para las madres la misma norma establece 90 días. 

Si bien en el sector público la cantidad de días es menos desproporcionada, la diferencia es prácticamente la misma: los padres tienen 15 días, mientras que las madres tienen 100. En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires cambia levemente: alrededor de 45 días contra 105 en caso de maternidad.

Con la reforma de 2018 se sumaron 30 días de corrido con goce de sueldo para los funcionarios públicos de CABA, que pueden tomarse durante el primer año de vida de le hije. La normativa también establece que la licencia puede ser aplicada en casos de adopción: en esta circunstancia el esquema será creciente según la cantidad de niños, niñas y adolescentes adoptades y su edad.

Imagen desde Freepik.

¿Qué pasa en el mundo?

El problema no es solo argentino. En muchos países latinoamericanos pasa lo mismo o peor. En Honduras, Costa Rica y Cuba, los progenitores directamente no cuentan con días de licencia. Panamá, El Salvador, Bolivia, Guatemala y República Dominicana están en nuestra misma situación, con dos días cada uno. Entre los países que mejor están, con 14 días, se encuentran Paraguay y Venezuela. 

Si bien la legislación argentina tiende a ser bastante progresista en lo que a género respecta, aún no alcanzamos el modelo de los países nórdicos: tanto Finlandia como Suecia comparten la misma cantidad de días entre las dos partes. En el primer caso se otorgan 14 meses de licencia y en el segundo cuentan con 16. Además, en Suecia se establece de manera obligatoria que tanto la persona que gesta como la que no deben tomarse tres meses cada une. 

En Asia, según un informe de 2019 de Unicef, Japón y Corea del Sur tienen las licencias por paternidad más extensas del mundo con 53 y 52 semanas respectivamente. Sin embargo, la mayoría de los hombres deciden no tomarlas, o ausentarse menos días de los correspondientes, por el impacto negativo que puede generar en su carrera laboral.

Levantar la voz

En el marco del Día del Padre se lanzó la campaña Paternar, que reclama «ampliar la licencia por paternidad a 30 días con carácter obligatorio y remunerado». La cuenta de Instagram de Privilegiados, comunidad que impulsa charlas y videos para cuestionar las masculinidades hegemónicas, ayudó a difundir la iniciativa ciudadana.

Asimismo, desde Nueva Mayoría, colectivo que integra el Frente Patria Grande, apoyaron la nueva campaña y se sumaron a la iniciativa desde su plataforma Desarmarnos. Su espacio virtual busca debatir sobre diferentes tipos de masculinidades y temas vinculados a diversidad de género.

Por su parte, GROW, organización que trabaja para lograr una sociedad más igualitaria, también comenzó a visibilizar la diferencia que existe entre las licencias y el derecho a cuidar.

Las cosas por su nombre: necesitamos licencias familiares

Algunas activistas dentro del feminismo promueven el uso del término «licencias familiares» antes que licencias por paternidad o maternidad. ¿Por qué? Actualmente, acotar el esquema familiar a un retrato tradicional cisheterosexual sería negar la diversidad de formas que existen de criar niñes: hogares monomarentales, adoptivos, homoparentales. Incluso, desde 2010, la perspectiva de la diversidad de familias está sugerida dentro de los contenidos de la ESI en nivel inicial.

¿Qué ocurre en el caso de las familias homoparentales? Según explica la abogada feminista Natalia Saralegui, en 2018 hubo tres fallos de tribunales de CABA y La Plata que resolvieron conceder licencias por comaternidad a las madres no gestantes. En el mismo sentido, existe un antecedente de 2015 en el que una jueza otorgó 90 días por paternidad a uno de los miembros de una pareja gay que adoptó a dos niños en Mar del Plata. Sin embargo, cabe destacar que la ley de contratos de trabajo no se modificó luego de la sanción de la ley de matrimonio igualitario aprobada en 2010.

Imagen desde Freepik.

La activista Andrea Majul fue madre no gestante hace 14 años. Junto a su pareja, iniciaron un blog en el que iban relatando el embarazo y nacimiento de sus tres hijes. En su momento, ella no pudo solicitar licencia familiar porque no trabajaba en relación de dependencia y perdió su empleo luego de que su vivencia tomara visibilidad pública. En su opinión, el problema de las licencias actuales radica en «cómo se siguen perpetuando esquemas de tareas de cuidado que suponen que solo la persona que pare es la que debe encargarse de todos los cuidados».

«Lo ideal sería que ambas licencias en la pareja, en principio, sean iguales y con la posibilidad de extenderlas según lo que la organización familiar encuentre más adecuado».

– Andrea Majul.

En 2019, se presentó un proyecto de ley elaborado por AboSex y estudiantes de Derecho de la Universidad de José C. Paz (UNPAZ) que demanda que «la madre no gestante tiene el derecho a gozar de la licencia por maternidad equivalente al de la madre gestante, según el régimen laboral que corresponda o los convenios colectivos de trabajo más favorables». Si bien no fue debatido, sí abrió el debate para que, por ejemplo, la Universidad de Río Negro aprobara las licencias por comaternidad para sus docentes y no docentes el año pasado.

¿Qué son dos días en la vida?

Que los padres no tengan disponibilidad para ocuparse de las tareas de cuidado produce que, a través de los años, esta responsabilidad tienda a recaer sobre las madres, abuelas, tías o hermanas mayores. Entre las consecuencias, esto afecta a cómo las mujeres se posicionan en el mundo laboral: muchas empresas prefieren contratar personas que no gestan por el simple hecho de que no se van a ausentar del trabajo durante esa licencia, no van a tener que buscar un reemplazo ni van a tener que enseñarle sus tareas a otra persona.

Por otro lado, de esta manera se les niega el derecho a cuidar a las personas no gestantes y el derecho a ser cuidades por ellos, ellas o elles a les hijes. Esto no solo tiene un impacto emocional, debido al deterioro que puede producir en los vínculos, sino que además reproduce estereotipos de género en los que los varones son representados como meros proveedores del hogar, sin lazos afectivos con la familia.

Si hoy nos organizamos, podemos lograr que no haya diferencias en las horas de dedicación al cuidado de niñes. Al mismo tiempo, una nueva normativa que iguale los días de licencia entre géneros podría impactar positivamente para disminuir la brecha laboral, ya no sería un motivo para que prefieran contratar a un varón cis antes que a una persona gestante. Y, además, dejaríamos de ser las feministas las únicas que reclamamos un sistema de cuidados integral.

Así como tomamos como bandera la frase «Eso que llaman amor es trabajo no pago» de la filósofa Silvia Federici para reclamar que los cuidados sean repartidos, ahora quienes eligen paternar comienzan a tomar sus cartas y jugar en pos de la igualdad de derechos. Y ya era hora, ¿o también lo teníamos que hacer nosotras?


Imagen de portada: Freepik


¿Te gustó la nota?

Invitame un café en cafecito.app

Singular: 1 comentario en “¿Para cuándo la mejora en las licencias familiares?”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s