Por un mar libre de petroleras

No hay comentarios

Ballenas, delfines, pingüinos y otros animales de nuestro mar están en peligro por la exploración sísmica: bombardeos en el fondo marino. La exploración de hidrocarburos en el mar argentino está avanzando y actualmente se evalúan tres nuevos permisos frente a las costas de la Provincia de Buenos Aires.

La campaña de adquisición sísmica offshore en la Cuenca Argentina Norte fue impulsada en 2018 durante el gobierno de Mauricio Macri y establece el «loteo» del mar argentino desde Tierra del Fuego hasta Mar del Plata para la exploración sísmica que busca petróleo y gas. Por ello, también están en alerta las localidades de Miramar, Necochea y Quequén.

El bloque denominado CAN 100 cuenta con una superficie equivalente a 75 veces la Ciudad de Buenos Aires y está justo en frente de la Ciudad de Mar del Plata. Actualmente, el gobierno continúa las 18 concesiones otorgadas a empresas petroleras y evalúa la aprobación del proyecto de adquisición sísmica presentado por la empresa Equinor.

La empresa Equinor, meses atrás, presentó el «aviso de proyecto» para la inminente perforación del bloque CAN 100. El mismo ya ha sido revisado por la Dirección Nacional de Exploración y Producción, dependiente de la secretaría de Energía y, actualmente, se encuentra en manos del Ministerio de Ambiente, en la Dirección Nacional de Evaluación Ambiental.

La exploración sísmica se realiza para la búsqueda de petróleo en el fondo marino, utilizando cañones que disparan bombas de aire con un alance de más de 300 km2 para refractar hacia el fondo del mar las ondas sonoras que son recolectadas por sensores para crear un mapa del suelo marítimo. Este procedimiento implica para la fauna y flora un bombardeo constante y un ruido ensordecedor cada pocos segundos.

Quizás te interesa leer: «Bombardean el mar argentino», por Martina Storoni

Para los mamíferos marinos, que principalmente utilizan el sentido auditivo para ubicarse y para alimentarse, el daño es muy grave. El bombardeo acústico por parte de los buques petroleros podría ser la explicación de la aparición en las costas de ballenas y delfines muertos. Los estruendos pueden producir cambios en su comportamiento: estrés, reducción del crecimiento, discapacidad auditiva, lesiones masivas y hasta la muerte.

Luisina Vueso, coordinadora de la campaña de océanos de Greenpeace, explicó en una entrevista con el medio Filo News que: «Está claro que no hay manera de llevar adelante la actividad petrolera en el mar y proteger el mar argentino a la vez».

Estamos frente a una primera perforación que pone en riesgo a los ecosistemas marinos, a nuestras costas y a las ciudades conectadas a ellas, con un 100% de probabilidad de derrames de petróleo. La misma petrolera noruega Equinor reconoció en la audiencia la afectación de más de 33 tipos de peces, 3 o 4 especies amenazadas o en peligro de extinción; más de 40 aves amenazadas y 4 en peligro de extinción.

Audiencias públicas y la necesidad de involucrarse

Ante el reclamo de diferentes organizaciones acerca de los daños que este tipo de exploraciones pueden realizar, desde el Estado se realizó la convocatoria a audiencias públicas con el fin de evaluar el impacto ambiental de Equinor Argentina S.A. Para garantizar la participación de les interesades en el encuentro, la inscripción en el registro de participantes comenzó el 13 de junio de 2021 y se extendió hasta el 29 de junio inclusive.

La audiencia pública constituye una instancia del proceso de evaluación de impacto ambiental que promueve la efectiva participación ciudadana y confronta de forma transparente y pública las distintas opiniones, propuestas, experiencias, conocimientos e informaciones sobre el proyecto puesto en consulta. Luego de la revisión del estudio de impacto ambiental (EsIA), la autoridad ambiental competente convoca a este proceso previo a la toma de decisión sobre la viabilidad ambiental del proyecto.

De acuerdo a las estimaciones de Rystad Energy, una empresa de investigación energética, a partir de 2026 la demanda de petróleo va a descender a nivel mundial. ¿Qué sentido tiene, entonces, seguir apostando a esta industria? «Es urgente que protejamos los océanos, porque, básicamente, nuestra vida en esta Tierra depende de océanos sanos», explicó Vueso.

Quizás te interesa leer: «Lo que faltaba: se incendió el océano», por Martina Storoni

La organización Greenpeace realizó un pedido de información pública para conocer el análisis que está realizando el Ministerio, como autoridad competente, sobre el impacto que implica esta perforación. A su vez, desde Greenpace crearon una petición para frenar la exploración petrolera en el mar argentino a la que podés acceder haciendo clic acá, donde también encontrarás información acerca de las audiencias públicas que se están llevando a cabo.

Greenpeace denuncia el descontrol pesquero al límite de la zona económica exclusiva de Argentina y la exploración sísmica por parte de la industria petrolera, lo cual está provocando la destrucción del ecosistema marino y la reducción drástica de especies codiciadas por los pescadores, como la Merluza Hubbsi.

«La exploración petrolera genera bombardeos acústicos tan potentes como el despegue de un cohete espacial», afirma Luisina Vueso, coordinadora de la Campaña por la Protección del Mar Argentino de Greenpeace. En tanto, un estudio científico del 2010 reveló que luego de las exploraciones sísmicas realizadas por Pan American en el Golfo de San Jorge, los pescadores artesanales redujeron su captura hasta un 70%.

Los ecosistemas marinos juegan un gran papel en mantener la temperatura media del planeta y ayudan a regular la cantidad de dióxido de carbono en la atmósfera. Esto significa que son aliados para prevenir que la temperatura aumente y así permitir que la vida como la conocemos pueda continuar desarrollándose.

Frente a la crisis climática que atraviesa nuestro planeta, desde las distintas organizaciones ambientales se exige la anulación del proyecto de adquisición sísmica de Equinor, la anulación de las 18 concesiones otorgadas y un plan estratégico de energías limpias, es decir, renovables o de descarbonización.


Fuentes:

Imágenes: Greenpeace


¿Te gustó la nota?

Invitame un café en cafecito.app

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s