Bridget Jones: ¿ícono feminista o víctima de la sociedad?

No hay comentarios

Artículo colaboración escrito por Martina Cortés

La protagonista de la reconocida autora de novelas Chick-lit, Helen Fielding, ha sido amada, odiada y hasta analizada por sus lectores. Por más de una década, el icónico personaje se ha visto envuelto en la misma pregunta: ¿podemos considerarla como un ejemplo  feminista o simplemente como alguien damnificade por los estándares sociales?

Su nacimiento tuvo lugar a principio de los ’90s, en una columna del periódico británico The Independent, donde -bajo un seudónimo- Fielding relataba las desventuras de su personaje a modo de diario. A partir de ese momento, miles de lectores quedaron prendides a su característica personalidad, sus relaciones fallidas e intento de sobrevivir a la vida adulta que, gracias al gran auge de esta columna, en 1996 vería la luz el primer libro de la emblemática rubia: El diario de Bridget Jones.

Por primera vez, esta reversión del clásico de Jane Austen, Orgullo y Prejuicio, mostraba temas tabúes o, incluso, vergonzosos para esa época y que muchas personas no trataban: las inseguridades a raíz del peso y del cuerpo, la edad, la autoestima, los problemas familiares y amorosos eran algunos de los temas que trataba Bridget en su diario de una forma satírica al plantearse como la veía la sociedad: una mujer de mediana edad sin pareja ni hijes y con un cuerpo no acorde a los estándares de belleza. Para muches, sus cuestionamientos la convirtieron en un ícono de feminismo debido a ellos pero, ¿realmente lo es?

Jones, como cualquier ser humano, tiene sus errores, sus inseguridades, sus ideas descabelladas, sus triunfos y, a fin de cuentas, esto puede llevar a que sea alguien con quien cualquiera puede identificarse. A diferencia de otros personajes de reconocidas obras literarias, da a conocer sus pensamientos y problemas más privados y del cómo lidia con ellos. En esa década, leer e, incluso, ver en la pantalla grande que una mujer muestre esa lado suyo que no muches querían o no sabían de este, era una forma de romper con lo establecido socialmente. Sin embargo, El diario de Bridget Jones y su protagonista no han envejecido tan bien para los tiempos actuales.

Si bien Bridget debe enfrentarse a varios de los prejuicios que sufren las mujeres de ese entonces y de hoy en día, no siempre su manera de enfrentarlos o solucionarlos son las mejores, sino que terminan adecuándose a lo que la gente espera de ella. Intenta por todos los medios conseguir pareja por el miedo de ser una «solterona» (Spoiler: incluso luego de quedar viudas tras la muerte de Mark Darcy busca desesperadamente no ser etiquetada como tal), busca vestirse y comportarse como los demás quieren, bajar de peso, dejar hábitos como fumar o beber alcohol, ocultar sus gustos literarios y, para agravarlo más, su círculo de amistades la incentivan a ello.

Las expectativas impuestas para una mujer como Bridget la convierten en una víctima de la sociedad en la que vive. No solo realiza cambios en su vida de acuerdo a elles, sino que es condicionante en el bienestar de su salud mental y emocional a tal punto de que si su pareja, Mark Darcy, no le dice que está bella no se siente lo suficientemente bien con ella misma. La protagonista termina llevando a cabo lo que se esperaba de ella, pese a que no la tuvo fácil y más de una vez ha pensado en tirar la toalla. Amada por muches y odiada por otres, pero a fin y al cabo es una de las tantas afectadas por los condicionamientos sociales.

Bridget Jones es indudablemente uno de los íconos pop con mayor reconocimiento de todos los tiempos gracias particular personalidad y modo de enfrentar lo que la vida le depara y por la facilidad por identificarse con el personaje al ser tan humano. No obstante, no hay que olvidar que, como muchas mujeres, este personaje también es víctima de una sociedad que le ha impuesto estándares y arquetipos arcaicos que, de una forma consciente o inconsciente, daña y manipula.


Fuentes:


¿Te gustó la nota?

Invitame un café en cafecito.app

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s