Flores para todes: género e indumentaria

No hay comentarios

Artículo colaboración escrito por Helga Soto


Llegó la primavera y, con ella, las flores. En esta nota, nos adentramos en el mundo de los diseños florales para la indumentaria y el género. ¿Podemos pensar en que las flores pueden ser para todes?

En la mítica escena de El diablo viste a la moda, Miranda Prestley se ve decepcionada ante una de las propuestas de los empleados de Runway. «Florales? Para la primavera? Revolucionario», afirma secamente la directora. 

Fuente: Museo del Traje – Ministerio de Cultura.

Las flores siempre estuvieron presentes en la indumentaria: algunos expertos marcan Asia como una de las primeras zonas geográficas en utilizarlas pero la realidad es que este tipo de diseños (con sus variantes y particularidades) están presentes en casi todas las culturas y épocas. De hecho, esto se puede observar en una de las muestras del Museo del Traje, «Vegetabilia», con una selección exquisita de prendas de diferentes épocas y zonas geográficas.

Bordados, tejidos, estampados, apliques: todo es posible para sumar florales a prendas y accesorios. De alguna manera es difícil pensarlas como revolucionarias, pero aun así este tipo de diseño sigue estando feminizado.

Esto no fue siempre así. En el siglo XVIII, las flores eran usadas por hombres y mujeres por igual pero todo cambió en el siglo XIX con el fenómeno de la Gran Renuncia, con el cual la indumentaria masculina pasó a ser sobria y funcionalista mientras que la femenina era adornada. De esta manera, se configuraba un mundo binario: la sociedad se dividía en hombre y mujeres y cada uno tenía ciertas características, comportamientos, gustos y, por supuesto, apariencia. 

Trajes masculinos del siglo XVIII

A partir de allí, las flores permanecieron casi siempre en territorio femenino, sobre todo aquellas más coloridas y de mayor tamaño. Sin embargo, desde entonces han habido algunas vueltas a este pasado florido. 

Woodstock – 1969

El revival más fuerte de esta demostración de la masculinidad tan floral es la llamada Revolución del Pavo Real. Ocurrido entre mediados de los años 60 y principios de los 80, este período marcado por la turbulencia social y las tensiones en las relaciones de género vio la vuelta de un estilo masculino adornado y colorido. Por eso, el Flower Power de esta etapa se volvió generalizado para todos los géneros. Además, el diseño se abrió a otros motivos florales no occidentales, aumentando la variedad de dibujos en las prendas. 

Palomo Spain – 2021

Esta última «revolución» no terminó de romper los estereotipos de género en la indumentaria y en las últimas décadas del siglo XX los florales masculinos estaban limitados a estampas pequeñas y de colores desaturados. 

Por suerte, entre tantas transformaciones de los diseños florales en la indumentaria, estamos llegando a un momento donde cada vez está menos atado al género de la persona que elige usarlas. Diseñadores como Marni, Dries Van Noten, Palomo Spain y muchos otros están llevando a las pasarelas diseños florales con mucha presencia y celebridades como Harry Styles abrazan todo tipo de flores en sus prendas.

Las relaciones entre género y flores no siempre fueron las mismas; tuvieron idas y venidas, contradicciones y cambios. Desde acá, esperamos que en esta primavera, cada une encuentre su flor favorita para usar en los días de calor


Fuentes:

  • Museo del Traje de Buenos Aires
  • Fashion Institute Technology
  • Podcast Dressed

¿Te gustó la nota?

Invitame un café en cafecito.app

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s