La revolución viene oliendo a jazmín

María Victoria Walsh era Hilda para los enemigos y La Cabezona para los compañeros. Norma Arrostito se hacía llamar Irma o La Gaby, pero a veces le decían Gaviota. Ambas guerrilleras de altos cargos en Montoneros. Ambas murieron en la lucha por la Justicia Social. A 41 años de la última dictadura cívico-eclesiástica-militar, sus historias son  testimonio de la irrupción de la mujer en la política y la lucha armada. Continúa leyendo La revolución viene oliendo a jazmín